Lesly Lemos, la miss uruguaya con un mensaje por la ecología

-Fuiste coronada como Miss Tierra Uruguay, ¿qué implica ese desafío?

-Voy a estar concursando con chicas de 90 países y territorios independientes en la competencia internacional que será en noviembre en Filipinas. Estaré representando a Uruguay y para eso me estoy preparando.

-Tenés 30 años de edad y hacía mucho tiempo que no te presentabas a certámenes, ¿por qué ese impasse?

-Empecé a concursar cuando tenía 16 años, apenas finalizado el curso de modelo. Después dejé de presentarme, por un lado decepcionada por los criterios de los concursos de esa época y por otro porque me enfoqué en mi carrera y en formarme como docente de historia. Centré toda la atención en eso pero cuando uno ama lo que hace, se puede poner en stand by, pero siempre queda latente. Un día estaba perdiendo el tiempo en Instagram y me enteré de la convocatoria de un certamen en mi ciudad (Maldonado) y me anoté. Salí coronada. Luego una amiga me dijo para inscribirme en Miss Mundo y de ahí derivó en este coronación como Miss Tierra.

-Hablabas de la preparación, ¿qué implica?

-Hay rubros de la preparación que son los de siempre: pasarela, fotografía y maquillaje, por ejemplo. Pero en este caso, además, el concurso está enfocado hacia la protección y el cuidado medioambiental. La organización exige a las concursantes un proyecto ecológico, que estoy preparando.

-¿En qué consiste?

-Le hice una propuesta a uno de los bancos de plaza para unir lo financiero con el cuidado del medio ambiente. El proyecto implica el lanzamiento de una tarjeta de crédito/debito con la que se puede obtener descuentos al comprar productos producidos de forma amigable con el medio ambiente, como alimentos orgánicos u manufacturados de forma sustentable. No recibí por el momento respuesta del banco, así que sigue abierto a otras instituciones financieras.

-¿Qué más necesitás en esta etapa de preparación?

-Necesito realizar un traje típico con materiales reciclados. Tengo la idea pero me falta el diseñador para realizarlo. También estoy en la búsqueda de sponsors porque necesito unos 30 cambios de ropa aproximadamente para los 15 días que voy a estar allá.

-Hoy los concursos con misses no se limitan a la belleza, sino que buscan transmitir otro tipo de contenido. ¿Cuál es tu visión de esa tendencia?

-Me parece fantástico que sea así. Me parece genial que se premie a una candidata que estéticamente pueda llamar la atención pero también que haya un mensaje. Esa es la diferencia entre una modelo y una miss. A veces nos preparamos como modelos pero en nuestro caso también tenemos que ser buenas mensajeras de una causa para realmente representar a su país en el exterior. Más allá de verse bonita o llevar una linda ropa, que haya sustancia a través de un mensaje interesante. Ese cambio fue vital para que yo volviera a los certámenes.

-¿Con qué expectativa irás al concurso?

-Si me traigo no la corona sería fantástico, pero me parece que si logro llamar la atención sobre Uruguay y promover en algo el país, ya estaré conforme. Uruguay es un país pequeño pero muy avanzado en algunos aspectos ambientales, como la utilización de energías renovables. Yo vivo en Maldonado y la ciudad se ve muy limpia y prolija. Tenemos hermosas playas y parques. Estaré difundiendo todo eso.

-Sos docente de historia en UTU. ¿Por qué esa disciplina?

-Recuerdo que en el primer día de clases en el Centro de Formación Docente nos preguntaron esto mismo y muchos respondieron que les gustaba la historia. A mí, además de la historia, me interesa mucho la docencia. La historia es cultura general y creo que es una herramienta maravillosa para entender el presente.

-¿Qué dicen tus alumnos de tu rol como miss?

-Al principio yo no contaba y tenía las redes sociales privadas. Porque está ese preconcepto de que una docente y más de historia debe mantener un perfil “serio” y podía ser contradictorio con, por ejemplo, las fotos en malla. Luego empecé a abrir y todos se enteraron, obviamente. Entendí que no está mal. Al contrario: me parece interesante que vean que yo también tengo otros sueños y que peleo por conseguirlos. Cuando salí Miss Tierra, mis alumnos fueron los primeros en felicitarme. Me esperaron con un cartel de felicitaciones y una corona de papel. Ellos son grandes compañeros e incluso me quieren ayudar en la organización de los eventos para juntar el dinero necesario para viajar. De todos modos, siempre trata de mantener el papel de docente presente, sin que se confundan los roles.

We wish to say thanks to the author of this article for this remarkable web content

Lesly Lemos, la miss uruguaya con un mensaje por la ecología

Visit our social media profiles and other pages related to themhttps://paw6.info/related-pages/